corazón perdido

                                                                                           

Se me escapaba el viento entre los dedos

y lo lloraba yo, como a mi hermano muerto.

Todo pasaba, sucedía, todo “era”.

Yo, sentada, esperaba que mi tiempo volviera.

¡¡Ay corazón!!

¡De que engaños y sueños

se viste la ilusión!.

Corrimos, saltamos el muro

volviendo  los ojos tras él…

y allí quedó solo, parado,  el corazón

sangrando,  sin saber qué hacer…

A devorarlo, corrían los fantasmas

hambrientos,  a buscarlo.

¡Que mala suerte, soñamos maravillas

que al despertar se pierden!

Muro maldito, asesino del  mundo

asesino del tiempo , en un suspiro.

Ahora vagamos, buscando lo que fuimos,

siempre añorando el corazón perdido…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s